Redes

domingo, 22 de noviembre de 2015

"Neuquén Contemporáneo 2015": Faltaron ideas

El viernes 20 de noviembre se inauguró la segunda edición del Neuquén Contemporáneo, en esta oportunidad el eje temático fue la “Energía” en sus diferentes expresiones.


Neuquén fue una fiesta. En cada estación una verdadera procesión cultural fue develando lo que proponían como arte quienes se sienten modernos, contemporáneos y artistas. De casi cien realizadores en escena rescatamos sólo algunas propuestas. Poco y nada que nos motorice algo parecido a una emoción.

Por Rubén Reveco. Licenciado en Artes Plásticas




La "Isla de la felicidad"

Para conocimiento de nuestros lectores del resto del mundo, Neuquén es una provincia patagónica  y argentina que basa su economía en la extracción de hidrocarburos (energía pura). Como es de imaginar, todas estas riquezas -petróleo y gas- han hecho de esta región y sus correspondientes ciudades un verdadero vergel urbanístico. Toda la población goza de los servicios básicos, carreteras y autopistas iluminadas que comunican a las ciudades. Ciudades y pueblos con asfalto, hermosas plazas y veredas en perfecto estado por donde caminan nuestros ancianitos y no videntes, sin ningún riesgo. Por sus calles no corre agua ni hay malos olores por vertidos cloacales (como pasa en otras ciudades tercermundistas). El que no tiene auto, cuentan con un servicio público de transporte ejemplar en todo el país. Y si bien los recursos energéticos generan ingresos importantes en un pequeño sector de trabajadores relacionados con los hidrocarburos, las inmobiliarias no especulan y los precios de los alquileres están al alcance de todos. Neuquén es la California de Sudamérica, empresas de todo tipo se han instalado ofreciendo trabajo genuino y liberando al Estado de ser una mera agencia de empleo, como ocurre en otras provincias que no quiero mencionar por miedo a las represalias. Por todo esto, y mucho más, Neuquén es una isla energética.


Hablemos en serio

Esta vez me equivoqué con el Neuquén Contemporáneo en mi estimación previa: Casi nadie se ocupó de los hidrocarburos, lo que está muy mal. "Vaca Muerta", el fracking, la contaminación, la explosión demográfica en pequeñas localidades como Añelo, San Patricio del Chañar, Rincón de los Sauces, la quimera del oro negro, la ilusión de la riqueza rápida son todos temas muy interesantes para ser tratados por el arte. 
En cambio, la energía eléctrica fue la "niña bonita". Pude ver muchos focos en el piso, en las paredes y en los techos. No era Las Vegas con su parafernalia lumínica, pero debo reconocer que algunos (no muchos) se esforzaron para que se les prendiera la lamparita. El intento -que es como las buenas intenciones- también vale.


¡Cuidado con pisar la obra de arte!

En el mundo de la creación, las ideas son lo fundamental. "Qué hago", es la primera pregunta que se hace el artista, luego agrega: "Tengo una idea", y de ahí en más comienza el proceso de elaboración que en muchos casos puede o no tener correspondencia con la idea primigenia. "No era lo que yo pensaba hacer pero me gusta lo que salió", dice el artista al mirar su obra terminada.
Ahora bien, ¿qué pasa con las ideas en el mundo del arte contemporáneo? Uno presupone que desde el Arte Conceptual, por ejemplo, podrían surgir buenas propuestas porque son pensadores prominentes incursionando en el mundo de la creación. Sin embargo, han contribuido como nadie al deterioro progresivo de las artes plásticas y las han vaciado de forma y contenido.


¡Magia!

El arte surgió gracias a grandes ideas, desde el arte rupestre en adelante. ¡Qué genial el primer hombre o mujer que decidió sin precedente alguno representar sobre los muros de una caverna el mundo exterior que los rodeaba! ¡Que maravillosa capacidad de transmutar lo que veían y plasmarlo en un muro para siempre! Ese fue el inicio espectacular del arte y esa sola acción lo amalgama es un acto mágico.
Desde ahí en adelante surgieron obras y artistas magníficos: Las pirámides, el arte griego, las catedrales góticas y sus vitrales, el Renacimiento, el Barroco, el impresionismo y el siglo XX con toda su diversidad. En todas las épocas el arte fue motorizado por el trabajo laborioso y por la genialidad de unos pocos. Hay muchos que lo intentan pero son pocos los que llegan. Siempre ha sido así y nunca debió de dejar de ser así.

La previa del Neuquén Contemporáneo Energías, en su versión 2015, no estuvo exenta de polémica. Su curador Rodrigo Alonso se involucró en una discusión por las redes sociales con periodistas culturales que terminó muy mal. Alonso -que ofició de organizador, seleccionador, montador y relator del magno evento cultural- terminó pidiendo disculpas.

¿Qué pasa hoy?

El arte contemporáneo le ha dado la oportunidad a cualquiera para que se sienta artista. No nos debe extrañar, por lo tanto, que un ingeniero, un médico o cualquier persona que ha estado alejada toda su vida de las sensibles manifestaciones culturales, sienta de improvisto el "llamado" y se ponga a construir algo que llamará obra de arte. No tienen capacidad, talento, ni pasión y están imposibilitados de hacer algo bello y mágico, pero exponen en museos, muestran en eventos mediáticos y se sienten importantes.

El curador Rodrigo Alonso se paseaba por entre las obras de arte. No le pregunté qué significaban esas barras de luces dispuestas en el piso. Tal vez la energía está por el suelo. 

Psico-arte-energético



Por los agujeros de una tela aparecían manos dispuestas a la caricia. Hay gente -por Dios- tan necesitada de cariño que está dispuesta al ridículo en público. Fue de terror... ¿Qué sabía yo quién estaba al otro lado? Y como la prensa se atribuye ciertos derechos fui a ver: "Permiso, soy de prensa, soy de prensa"

Asepsia total. Bien por los chicos dispuestos al arte terapia. Todos necesitamos de algunas migajas de amor. Los psicólogos siguen perdiendo pacientes por culpa del arte.

El arquitecto Cesar Giaginto (de camisa rosa) solía hacer unos lindos y personales dibujos en tinta pero descubrió que la fotografía es más fácil. Esta vez agregó un toque modernista: había que sacarse una selfie de espalda a la energía. No entendí mucho la idea...  "Yo le doy la espalda a la energía" fue la consigna. 

Esto de acumular basura y desechos es la versión más insalubre del arte contemporáneo. Me imagino al artista contratando a un fletero y diciéndole: "Cuidado con estos fierros y cubierta que apenas entren al museo serán obras de arte". Tenía razón.


Gastón Pereyra pasó de la repostería a la pintura y se lo  agradecemos. Es una de las pocas pinturas seleccionadas. Esos caños perforando cielo y tierra hacen de la extracción de hidrocarburos un asunto casi surrealista.

Al menos veo trabajo.

Billetes que pierden su energía año tras año. 

¡Lo logró otra vez! A Dany Varela le seleccionaron una nueva historieta. ¡Aguante el cómic! El malo de esta historia es el petróleo que se devora al pobre paisano. ¿Acaso el paisano no sabe que por tener petróleo en su suelo puede obtener grandes beneficios por servidumbre?

Más luces. Me recuerda un poco las enramadas que hacen en Chile para celebrar las Fiestas Patrias. Claro que esto es muchos más fashion.


Arte-necrofílico-culinario

Muy macabro. Había que comerse un muerto. El apetito es una de las necesidades más desarrolladas en las exposiciones y esta instalación una de las más visitadas. Yo comí del brazo derecho, estaba rico.

Suponemos que la señorita es la artista; el señorito es Rodrigo Alonso.

¿Cómo podemos entender esta propuesta?: Un muerto que ha perdido toda su energía nos alimenta y nos hace recuperar la energía perdida tras ver tanto arte. ¡Somos unos vivos!

Una se acerca escudriñando y otro se devora el cerebro. Da miedo.

Esta obra tuvo mucha adhesión y sospechamos el motivo: Los artistas son todos unos muertos de hambre.

Petu de Mareca es una artista que le reconozco su oficio y laboriosidad, pero no entiendo por qué mostró "Mi Osito Teddy", como ella lo tituló. Espero que no se sume al arte-peluche que tantos cultores tiene en el mundo. Le sobra talento e ideas propias como para realizar una propuesta innovadora y original.

Lo mejor para el final

Obvio que entre todo lo se exhibió en los tres museos habían propuestas muy interesantes y de valor artístico. Hemos elegido una de cada sala de exposición.


Julieta Anaut e Ignacio Laxalde mostraron este breve video en el Museo Gregorio Alvarez. Se llama "La mirada detenida" y parece que fue filmado en la "Hidroeléctrica El Chocón". Un trabajo muy bien actuado y editado. Con una música acorde y un texto acertado. Es un material que se ha malogrado en un evento como el "Neuquén Contemporáneo", bien podría participar en un concurso y con mucha más suerte y trascendencia. Además, ella es muy linda.


Susana Comesaña en la Sala Emilio Saraco. 
Título de la obra: “Sinastria. Metáfora sobre el amor en tiempos del a–mor, o de cómo reescribir tutoriales de sobrevida ante el hydraulic fracturing o fracking”.


Todos sabemos que el amor es energía que nos acerca y el sexo energía que nos multiplica. Susana es una artista. No hay que perder las esperanzas.
La autora lo explica de este modo: "La obra es una metáfora sobre la situación actual respecto a la contaminación a través del método fracking. La destrucción de la energía vital de la naturaleza y por tanto la vida del hombre a manos del hombre. El a-mor es la muerte. El amor es la no muerte, por tanto la vida. Centré mi imagen metafórica en la intimidad de la pareja. La arena, un elemento que uso desde hace años, esta vez me brindó el lenguaje de lo efímero de las formas y de las cosas. La arena seca polariza la ausencia del agua, la vida. La vida en riesgo. El título revela el motivo de esta reflexión hecha obra. Sinastría, esta vez en vinculación a estas oposiciones. Una presencia femenina denota una ausencia masculina en medio del silencio".

Anita Zitti en el MNBA. Ella fue la reina de la fiesta.

La artista, de amplia trayectoria en Neuquén, concentró todas las miradas, fue la hada madrina del evento. Con su performance, primero, y su instalación, después, salvó el momento. Hizo participar al público que la ama y respeta. Lo mejor.





Conclusión

Una linda oportunidad para "caretear". Oficialmente, el termino no está en el diccionario de la Real Academia de la Lengua, pero se practica y con mucha frecuencia en ciertos eventos sociales. Se trata de cubrir determinadas acciones e intenciones bajo una careta. El Arte Contemporáneo es muy careta.


Gente cholula (de Cholula, México). Atrás los cuervos ya levantaron vuelo. Se van, hasta la próxima, sigan participando.


Faltaron ideas "y vino", agregó alguien, por ahí.




Ver también:
Neuquén Contemporáneo Confluencias


2 comentarios:

  1. TRISTEZA. dÓNDE ESTARÁ LA ENERGÍA!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. A ESTUPIDEZ ESTÁ DE MODA.


    Hace algunos años la compañía de ropa Diesel lanzó una campaña de publicad que clamaba abiertamente “Be stupid” y ahora otra marca de ropa, Abercrombie & Fitch, se anuncia bajo el slogan “With These, Who Needs Brains?”. Parece que está de moda la banalidad y la intencional estupidez, teniendo en cuenta que la moda es aspiracional, y es un patrón de conducta. Esto no tendría que trascender si se quedara en el ámbito de la publicidad y la televisión, que aceptémoslo, nunca han aspirado a manifestarse como muy inteligentes, al contrario, entre más elementales e inmediatos adquieren más presencia entre la población. En las escuelas los jóvenes que destacan son acosados por el resto, como si fuera una conducta anormal salir de la mediocridad.

    Cady Noland
    En el arte, que se supone es una expresión intelectual elevada, sucede lo mismo. Las obras hacen alarde de su elementalidad de factura, con ironías que podrían ser trasplantadas en un programa cómico de la televisión sin sufrir ningún cambio de apreciación. Aunque estén soportadas por los retóricos discursos de los curadores y que los mismos artistas les adjudican, las obras en su presencia se muestran infra inteligentes porque ese es precisamente su verdadero statement artístico: la obviedad que reta con la intencional incapacidad intelectual. Ser estúpido no es un accidente, esta actitud es provocada, se busca. La necedad para no aceptar las limitaciones, la negación para trabajar y superarlas, la incultura, la estulticia, la violencia, son constantes en la persona que se muestra complacida con su estupidez.


    Sarah Sze, "Triple Point (Observatory)," 2013
    Si Cady Noland pone una manguera enrollada, unas rejas tiradas en el piso, lo hace porque se jacta de que eso, así, con su presencia carente de inteligencia pueda ser llamado arte. Por lo tanto, para qué necesita cerebro, o saber pintar o dibujar o trabajar toda su vida para aprender composición, si puede hacer cosas sin inteligencia y valor estético y ser considerada artista. Si vemos el pabellón de Estado Unidos o el de España en la Bienal de Venecia, o de la mayoría de los países que participan, con las cantidades de dinero que costaron nos repetimos el slogan de “With These, Who Needs Brains?”. Si hay dinero, curadores, revistas especializadas y ministerios de cultura pagando estas cosas, evidentemente es absurdo querer estudiar y aprender a dibujar y pintar, formar talento y conexiones neuronales, es más fácil seguir la campaña de Diesel y decir “Be stupid”. Y paradójicamente esto le dará al “artista” un estatus de creador que está de moda y que es emergente o consagrado e “inquietante”. Por eso los auto llamados artistas y sus curadores practican el bullying y denominan a los pintores, escultores, dibujantes simples artesanos y dicen que hacer las obras no es trabajo de artistas, porque practican el mismo mecanismo de acoso de los adolescentes que se ensañan con los “estudiosos” de la clase, por la sencilla razón de que marcan diferencia y quieren salir de la masa. Así es la moda, el que se niega a seguirla es un ser incómodo.

    ResponderEliminar