Redes

viernes, 7 de julio de 2017

¿Por qué esta pintura tan fea ganó el Figurativas 2017?



Sorprendido -al menos- ante la pintura ganadora de Figurativas 2017, concurso organizado por el MEAM (Museo Europeo de Arte Moderno) de Barcelona, España. Conozco la obra de David Eichenberg, un pintor con una técnica exquisita que nos tenía acostumbrado a sus hermosos retratos. ¿Por qué presentó esta obra y por qué le dieron el primer premio? Intentaré -a la distancia- dilucidarlo.


Por Rubén Reveco - Licenciado en Artes Plásticas

¿Algo cambió en el MEAM? Si vemos a los premiados en los anteriores Figurativas (el más prestigioso concurso de pintura realista contemporánea del mundo hispano) la política estética iba en una dirección y esto quedaba rubricado en cada año. ¿Qué pasó en esta oportunidad?

Los prerrafaelistas (2) John Everett Millais

"Ofelia"

Existen ciertas obras que preceden al nombre de los artistas. Desde niño recuerdo a "Ofelia" sin importarme mucho quien era su autor y menos si este tenía un difícil nombre inglés imposible de memorizar y pronunciar.
La pintura -vista en pequeñas láminas- me fascinaba no sólo por el tema de una hermosa joven flotando en el agua (parecía muerta pero estaba con los ojos abiertos) sino, también, por los exquisitos detalles representados a su alrededor.

Por Rubén Reveco - Licenciado en Artes Plásticas

Con los años descubrí que Ofelia en realidad se había suicidado, que era un personaje trágico y que William Shakespeare algo tenía que ver en todo el asunto.
La muerte de esta joven había sido motivo de inspiración de varios artistas del siglo XIX, como Arthur Hugues, Alexandre Cabanel o John Williams Waterhouse entre otros. Pero la mejor imagen que puede verse es la del famoso óleo del pintor John Everett Millais, considerado como el sucesor de Turner.
El suicidio es descrito en la obra de Shakespeare en el cuarto acto, cuando Ofelia ya inmersa en la locura, cantando e intentando ornamentar con flores la rama de un sauce que al romperse la hace caer al río.
En la obra de Millais, Ofelia aparece flotando en las aguas, rodeada de flores silvestres, que en Hamlet se mencionan repetidamente en el monólogo de Gertrude, su madre y única persona que la entendió y apoyó y que fue testigo último de su desgracia.